Eugenio Monesma

Eugenio Monesma: «No cuento historias; me gusta que lo hagan sus protagonistas»

El realizador oscense es fundador de la productora Pyrene y propietario del mayor archivo etnográfico de España. Ahora será también colaborador de la revista de APIAC.

Su archivo incluye 3.200 documentales y 280.000 fotografías. Es mucho material…

– No siempre son míos los derechos. Es el caso de los trabajos que hago para Canal Cocina o algunos de los programas que hice para Aragón TV. Pero aún así, sí… Es el mayor archivo de España y más de esta temática concreta como es la etnográfica.

¿Se siente profeta en su tierra?

– Este año he hecho cinco documentales para el Gobierno de Navarra. Ahora estoy acabando dos sobre contrabando y mujeres en tiempos de guerra. Antes trabajaba mucho para Aragón TV, en programas como Nos vemos en la plaza Mayor, que tuvo más de 11,7% de audiencia media en sus años de emisión, o El secreto de las Piedras. Nunca entendí por qué no volvimos. Pero ¿qué le vas a hacer? Lo bueno es que me siguen llamando de fuera y vivo feliz. Me dedico a investigar, me voy al archivo histórico, salgo al monte dos días por semana… Es una pena como se hacen a veces las cosas porque en Aragón hay gente muy creativa.

¿Cómo nació su amor por al audiovisual?

– En el 79 me compré una cámara de Súper 8 y un año después ya estaba haciendo cine experimental antibelicista y animación con plastilina. Era joven, hacía yoga, tocaba el violín y estaba en el vegetarianismo. ¡Hasta tenía mi huerto! Me enfoqué a la etnografía a partir del año 82, cuando entré en contacto con el Instituto de Antropología. Esta época cambió mi vida. Yo trabajaba en una empresa y me monté un videoclub y me puse a hacer bodas, bautizos y comuniones. Llegamos a crear hasta un distribuidora de largos. Evidentemente, el videoclub fue un fracaso: pedían un Rambo 3 y yo les ofrecía una de Buñuel (risas).

‘Navateros’ cambió su vida…

– Fue un antes y un después. A partir de ahí descubrí muchas cosas. Como la labor de muchos artesanos que no valoraban su oficio y cómo cambiaba todo cuando lo veían en un documental. En Navateros estaban Severino Pallaruelo y Ángel Gari, que fue el impulsor, con el Instituto de Antropología. El documental lo llevamos a Palermo, empezó a ganar premios, y eso nos ayudó a seguir haciendo cosas y buscando temas. Desde entonces, fíjate si hemos trabajado en Aragón o en sitios como Canarias, donde Pyrene ha hecho ochenta documentales.

Ahora está investigando lagares y silos.

– Llevo unos 200 lagares documentados. En Luna, en Orés… Casualmente, hace un par de meses, dos personas de Albelda nos empezaron a avisar y resulta que encontramos una balsa de cocer cáñamo que es única en España y hasta obtuvimos documentación sobre cómo se fomentó el cultivo del cáñamo para hacer cuerdas y velas para la flota española. Y hemos hecho una página sobre piedras sagradas de Huesca, que llamado la atención de expertos de Extremadura y Castilla y León. Desde la pandemia, hay una vuelta a lo rural, al origen.

Y desde el próximo número de primavera colaborará en nuestra revista “Comarca” con una serie de artículos etnográficos, cuya primera entrega estará dedicada a “El Botero de Ayerbe”

Artículo de Adriana Oliveros. El Periódico de Aragón

Foto SERVICIO ESPECIAL. El Periódico de Aragón.
Enlace de origen

Tags: No tags

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *